• Crea una cuenta

RESEÑA: PIXELES

Las películas basadas en videojuegos siempre han tenido muchos problemas, no es sencillo adaptar en la pantalla grande las experiencias virtuales que nos ofrecen juegos interactivos. Pixeles, la nueva película de Sony Pictures no es la excepción, siendo un mal ejemplo de cómo deben de hacerse estas adaptaciones. Da la impresión de que fue filmada por gente que no conoce nada acerca de los videojuegos.

La idea de hacer Pixeles surgió de un cortometraje del mismo nombre creado por un usuario de Youtube llamado Patrick Jean, quien subió un video muy bien hecho en el que personajes clásicos como Donkey Kong, Space Invaders, Pac-Man y Frogger, atacaban la ciudad de Nueva York. En tan sólo unos minutos se contaba prácticamente lo mismo que vemos ahora en la pélícula pero sin tanto presupuesto.

Pixeles reseña Gamers 4

Historia

Todo inicia en un torneo “Mundial” de arcades en 1982, en el que participan las versiones juveniles de los personajes principales. Sam Brenner (Adam Sandler) es un genio de los videojuegos que se convierte en experto al reconocer inmediatamente los patrones de los enemigos. Eso nos dice que no se divierte con los videojuegos, simplemente los juega porque es bueno en ellos.

Pixeles reseña Gamers 1

Lo ocurrido en ese torneo se grabó por la NASA y se envió al espacio en busca de vida inteligente. 35 años después, extraterrestres tomaron esa única parte de la grabación para declararle la guerra a la Tierra.

El amigo de Sam de toda la vida, Will Cooper (Kevin James), es ahora el Presidente de los Estados Unidos. Ludlow Lamonsoff (Josh Gad), es un amante de las conspiraciones y siempre ha tenido mala suerte con las mujeres. Mientras que su rival de toda la vida, Eddie Plant (Peter Dinklage), está en la cárcel debido a su excéntrico comportamiento. Ellos formarán un equipo de “expertos” para defender a la humanidad.

Mal dirigida

La cinta está llena de incoherencias. Los personajes llegan de un lugar del mundo a otro en cuestión de unas horas, se cuelan en reuniones secretas del Pentágono sin que nadie los detenga y la verdad no parecen muy preocupados por el inminente fin del mundo. Simplemente están relajados acudiendo a fiestas entre las batallas.

Pixeles reseña Gamers 2

Es cierto que hay muchas referencias a los juegos de la época dorada de los videojuegos, pero también aparecen personajes que surgieron años después de la competencia de 1982. Como ejemplo el perro de Duck Hunt, quien surgió en 1984 y no tuvo nada que ver con los arcades que aparecen en la película.

Al ser una película producida por Sony, también aparece brevemente el juego The Last of Us, criticándolo por su violencia. Es cierto que en la película quieran dar a conocer que los clásicos también eran buenos, pero desprestigiar uno de los mejores de los últimos años sólo porque sí, no tiene sentido alguno.

Lo único rescatable y que sirve para “educar” a los que no conocen de videojuegos, es la participación del creador de Pac-Man, Toru Iwatani, quien es interpretado por un actor.

Efectos especiales

A decir verdad, los efectos especiales lucen bastante bien. Los modelos en 3 dimensiones de personajes que siempre vimos en tan sólo unos cuantos cuadros de nuestras pantallas, ahora son gigantescos monstruos malvados.

Q-bert se convierte en una mascota del grupo, pero abusan de su ternura dándole voz propia y llegando a su punto más bajo haciendo que se orine del miedo.

Pixeles reseña Gamers 3

Al estar basada en los juegos clásicos, también nos hubiéramos imaginado que la música estaría basada en chiptunes, pero no es así. Utilizan de forma excesiva los grandes clásicos del pop y rock de los 80, como “We will rock you” de Queen, la cual aunque es muy buena, no encaja con lo que ocurre en pantalla. Hubieran dejado mejor las canciones originales de juegos como Pac-Man o Donkey Kong, aunque fuera en adaptaciones modernas.

Conclusiones

Calificación 10

Pixeles es una película que no parece haber sido hecha por gente que sabe de videojuegos, y eso es malo ya que los gamers serían el público ideal al que está enfocada la cinta. Aparte de ello, tiene un mal guión, malas actuaciones y un humor muy forzado y simplista.

No por ser una comedia significa que deba ser mala. Hay muchas otras películas buenas con el tema de videojuegos como Tron, Ralph El Demoledor e incluso Scott Pilgrim vs. The World. En cambio, Pixeles parece que fue hecha de forma apurada.

Es una cinta que desea explicar que los verdaderos gamers deben ser Nerds e inadaptados, cuando no es el caso. Además, no lo hacen de forma inteligente y graciosa como en The Big Bang Theory.

Escribe un comentario

Nota: Los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados.